fbpx

En los Paises Bajos, tres emprendedores en el campo de sostenibilidad han lanzado una iniciativa que recoge en «Ecargo-bikes» los desperdicios de los restaurantes.

Ellos reciclan el material recogido para crear productos que luego son vendidos a los mismos restaurantes a un precio reducido.

Un ejemplo es el residuo del café que utilizan para hacer crecer setas en él, y las cáscaras de naranjas y de limones, extrayendo de ellas aceite etérico para luego utilizarlos en productos de limpieza. La meta es tener un «hub» de la empresa en cada ciudad de tamaño pequeño y mediano en los Países Bajos y, en el futuro, desarrollar unos “jardines urbanos” donde crezcan hierbas para los restaurantes, cuyo abono es hecho a partir de sus desperdicios…  GNE

BNM

¿Creen que algo así podría funcionar en México?